Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Los tapajuntas de dilatación tienen una doble función: proteger y embellecer las juntas en paredes, suelos y fachadas, incluso superficies transitadas o con tráfico. Resultan estéticos, decorativos y son de montaje extremadamente sencillo.
Los tapajuntas son fabricados en distintos materiales en función del uso al que van destinado: desde aluminio, acero inoxidable, latón, hasta PVC con protección UV especial para exteriores, y están disponibles para todas las medidas de junta, sea plana o en ángulo.
Más información acerca de tapajuntas de dilatación.



Se conoce como juntas de dilatación a la división de las estructuras para permitir deformaciones que harán que ésta no colapse o que sus deformaciones sean controladas. El ejemplo clásico son las juntas en los pavimentos. En los edificios las juntas de dilatación son para evitar sobreesfuerzos debidos a las deformaciones por los cambios de temperatura.
En general se utilizan las juntas de dilatacion para evitar deformaciones o más bien controlarlas, y para reducir los incrementos en los esfuerzos debidos a las deformaciones de los materiales por la dilatación térmica.
Fabricados en latón, acero inoxidable, PVC, etc... Existe una solución para cada uso.
Más información acerca de juntas de dilatación